Una semana después de la muerte de Osama Bin Laden, la organización Al-Qaeda aún no elige un sucesor, pero el que se perfila como el heredero más factible podría ser una figura de divisionismo dentro de la red terrorista.

En Washington, funcionarios del contraterrorismo y analistas anticipan que Ayman al-Zawahiri, un cirujano egipcio quien fue el brazo derecho de Bin-Laden durante años, asumirá las riendas de Al-Qaeda como el nuevo emir o líder supremo. Pero advierten que la ascendencia de Zawahiri no está garantizada, pues el anuncio el viernes de Al-Qaeda confirmando la muerte de Bin Laden está firmado por el Comando Supremo de la organización, sin indicación sobre quién está al mando.

Zawahiri es obviamente el presunto sucesor, pero hay fuertes indicaciones de que no es muy popular en ciertos círculos del grupo , dijo el sábado un funcionario del Pentágono. Desde luego, no sería de esperarse que Al-Qaeda vaya a tener elecciones abiertas y justas para elegir a su nuevo líder , agregó el funcionario.

Otro funcionario de inteligencia, quien igualmente habló bajo condición de anonimato, declaró que aún cuando en años recientes varios subcomandantes de Al-Qaeda han muerto en combate, hay diversas alternativas a Zawahiri.

Entre las opciones se encuentran dos veteranos libios, Atiyah Abd al-Rahman y Abu Yahya al-Libi. Se rumora que Atiyah y Abu Yahya cuentan con más aceptación entre la militancia que Zawahiri y que ambos han demostrado ser líderes operativos capaces , según el funcionario.

La organización central de Al-Qaeda se encuentra formalmente gobernada por un Shura, o Consejo de Liderazgo. La mayoría de sus miembros juraron servir bajo Bin Laden. Está por verse si Zawahiri o cualquier otro candidato a la sucesión sería capaz de inspirar el mismo compromiso y lealtad.

La CIA y otras agencias esperan que las pistas que dieron con el paradero de Bin Laden en Abbottabad, Pakistán, también ayudarán a localizar a Zawahiri, quien por años ha sido el comandante operativo de Al-Qaeda. La CIA está dedicada a analizar la información que se obtuvo de la redada al complejo de Bin Laden. El Comité de Inteligencia de la Cámara Baja comunicó la semana pasada: Estamos sobre la pista de Zawahiri .

En círculos radicales islámicos, nadie cuestiona la reputación de Zawahiri como teórico e intelectual. Sin embargo, no tiene el magnetismo personal de Bin Laden y su personalidad conflictiva y estilo de liderazgo ha motivado el distanciamiento de algunos aliados.

Es el principal ideólogo de la Yihad global , mencionó Fawaz Gerges, profesor de estudios de Medio Oriente de la Escuela de Economía de Londres, quien se especializa en la historia de Al-Qaeda. No hay nadie con su intelecto.

Es un gigante en lo que queda de Al-Qaeda, pero tampoco hay duda de que ha sido una figura divisiva .