Nueva York.-El ex gerente general del FMI Dominique Strauss-Kahn cenó el viernes en un distinguido restaurante de Nueva York, horas después de que un juez lo liberara del arresto domiciliario mientras tambalea el caso en su contra por una acusación de intento de violación.

Strauss-Khan fue llevado en automóvil a Scalinatella, un costoso restaurante italiano en el barrio Upper East Side de Manhattan.

Fue su primera salida desde que la policía lo detuvo en un vuelo con destino a París el 14 de mayo y lo arrestó bajo cargos de atacar sexualmente a una empleada de limpieza de un hotel en Nueva York.

Strauss-Kahn, usando saco pero no corbata, salió sonriendo de su apartamento, acompañado de su esposa y otras dos personas, además de guardias de seguridad que subieron a un automóvil.

Strauss-Kahn, de 62 años, aún enfrenta los cargos pero las dudas sobre la credibilidad de la demandante parecen haber cambiado el caso a su favor.

El ex gerente del FMI se encontraba bajo arresto domiciliario, vigilado por agentes de seguridad armados y controlado electrónicamente hasta que el juez redujo las condiciones de su fianza el viernes.

BVC