Stormy Daniels demandó el lunes por difamación al abogado de Donald Trump, Michael Cohen, según documentos judiciales, lo que intensificó una batalla legal entre el presidente estadounidense y la estrella porno que la Casa Blanca había tratado de contener.

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, presentó la demanda un día después de la emisión de su entrevista en el programa "60 Minutes", de la cadena CBS. Daniels dijo que la amenazaron con violencia para que guardara silencio sobre un supuesto amorío del 2006 con Trump.

En la Casa Blanca, un portavoz en una reunión informativa con reporteros puso en duda su descripción de los hechos. La Casa Blanca ha negado las acusaciones de que Trump tuvo una relación sexual con Daniels.

CBS Corp dijo que el programa atrajo a su audiencia más grande en más de ocho años, de 21.3 millones de televidentes en Estados Unidos, más que el doble de la edición de la semana anterior de "60 Minutes".

El portavoz presidencial Raj Shah dijo en la reunión informativa: "El presidente no cree que ninguna de las afirmaciones hechas por la Sra. Daniels en la entrevista de anoche fueran precisas".

Cuando se le preguntó si Trump creía que Daniels fue amenazada, Shah respondió: "No, él no lo cree (...) No hay nada que corrobore su afirmación".

La aparición de Daniels en "60 Minutes" también provocó un desmentido del abogado personal del presidente, Michael Cohen, de haber estado involucrado en la supuesta amenaza de violencia contra ella.

Daniels demandó al presidente el 6 de marzo, afirmando que Trump nunca firmó un acuerdo para guardar silencio sobre una relación "íntima" entre ambos. La presentación del lunes en la Corte de Distrito de Los Angeles modificó la demanda original para decir que Daniels fue difamada.

Su abogado, Michael Avenatti, dijo que Cohen "pretendió reflejar que la Sra. Clifford es una mentirosa, alguien en quien no se debe confiar, y que sus afirmaciones sobre su relación con el Sr. Trump" no eran ciertas. 

abr