París.- Los socialistas franceses eligieron al izquierdista Benoit Hamon como su candidato a la presidencia, lo que no les ayudaría a conseguir una victoria electoral pero podría impulsar las opciones del independiente de centro Emmanuel Macron de llegar a la segunda vuelta.

El ex ministro de Educación se impuso a su rival Manuel Valls, un ex primer ministro más cercano al centro y quien respalda políticas promercado.

Los socialistas, debilitados y divididos por la impopular presidencia de Francois Hollande, parecen no tener opciones de pasar la primera ronda electoral en abril. Pero la elección de Hamon, de 49 años, le daría a Macron la posibilidad de acceder a un amplio rango de votantes en su intento de superar a sus rivales más cercanos de la derecha y la extrema derecha.

NOTICIA: Conjura entre socialistas

La elección socialista es una gran noticia para Macron, dicen analistas, ya que quienes respaldaban a Valls seguramente votarán por el popular ex banquero.

El conservador Francois Fillon, candidato de los Republicanos, y la líder de extrema derecha Marine Le Pen, aparecen como favoritos en las encuestas para llegar a la segunda vuelta en mayo.

Pero la campaña de Fillon se ha visto muy afectada por un reciente reporte de prensa que lo acusa de emplear a su esposa como asesora parlamentaria, un trabajo por el que cobró mucho dinero pero en el que nunca se desempeñó. El candidato niega la acusación.

NOTICIA: Hollande acepta su realidad al decir adiós a la reelección

mfh