Más de 70 personas quedaron atrapadas debajo de los escombros el lunes cuando casas de adobe colapsaron luego de dos fuertes sismos que desataron un desprendimiento en las montañas del norte de Afganistán, dijeron autoridades.

Una remoto pueblo en la provincia de Baghlan aparentemente fue el más afectado, dijo el jefe de la policía regional, agregando que la información estaba llegando lentamente desde el lugar.

Asadullah Shirzad dijo que más de 70 personas quedaron atrapadas en el pueblo de Dara Azara, pero que hasta el momento no tenía datos sobre víctimas.

"Hemos enviado un equipo de rescate. Aún no hay reportes de muertos o heridos", añadió.

Un sismo de 5,4 sacudió la región de Hindu Kush, al que luego le siguió una réplica de 5,7, según el Servicio Geológico de Estados Unidos. Tuvo su epicentro a 174 kilómetros al norte de Kabul, donde también se sintió.

Una mujer fue rescatada del lugar, dijo Ghulam Farooq, jefe del centro de operaciones de desastres en Kabul.

El funcionario agregó que 22 casas quedaron destruidas y que la mayoría de los desaparecidos eran mujeres y niños.

RDS