Ginebra.- Los sirios están cruzando la frontera para escapar de los combates en su país y un brote de diarrea ha aparecido en áreas rurales cercanas de Damasco, dijeron agencias de asistencia de Naciones Unidas el viernes.

Más de 170,000 sirios se han registrado en cuatro países vecinos (Irak, Jordania, Líbano y Turquía), dijo la agencia de refugiados de la ONU.

Unos 3,500 sirios que huyen hacia las áreas norteñas de Aleppo, Azaz, Idlib y Latakia alcanzaron las provincias turcas de Hatay y Kilis entre el martes y el miércoles, dijo el portavoz del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), Adrian Edwards.

"Se ha producido un mayor incremento en el número de sirios que huyen a Turquía", dijo Edwards en un reporte de prensa.

"Hay casi 65,000 sirios en nueve campamentos en Turquía, aunque no todos se han registrado formalmente aún. Para poner esto en perspectiva, cerca del 40 por ciento llegó en agosto", agregó.

Un ataque aéreo sirio el miércoles en la ciudad fronteriza de Azaz, en manos de los rebeldes provocó la muerte de 30 personas, dijo un médico local.

Durante la noche, más de 1,000 sirios llegaron a Jordania, dijo Edwards. ACNUR está trabajando para mejorar la relación de personas por baño, actualmente de 40 a uno, en el campamento de Za'atri que alberga cerca de 8,000 de los 47,000 refugiados registrados en Jordania.

Siria Violencia

La situación humanitaria en Siria se ha deteriorado mientras aumentan los combates, reduciendo los suministros de alimentos, asistencia sanitaria y de otro tipo, dijeron agencias de la ONU.

Cerca de 1.2 millones de personas fueron desalojadas dentro del país, muchos quedándose en escuelas y otros edificios públicos, dijo el coordinador humanitario regional de la ONU, según lo citó ACNUR.

La jefa humanitaria de la ONU, Valerie Amos, quien termina una visita a Siria, dijo el jueves que hasta 2.5 millones de personas necesitaban ayuda en el país, donde las fuerzas del presidente Bashar al-Assad han estado combatiendo a los rebeldes que buscan su derrocamiento desde hace 17 meses.

Un brote de diarrea ha surgido entre residentes en parte de la provincia de Damasco Rural debido a que el suministro de agua se ha contaminado por aguas residuales, dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS).

"En un bolsón de Damasco Rural hay 103 supuestos casos de e-coli. Aún se están haciendo pruebas de laboratorio", dijo Richard Brennan, director de manejo de riesgo de emergencia de la OMS y del departamento de respuesta humanitaria, a Reuters.

"Se debe a la contaminación del suministro del agua (...) Hemos escuchado de otros bolsones (de diarrea) en otras áreas de Damasco Rural, pero no tenemos detalles", agregó.

Sesenta y un niños menores de 10 años están entre los 103 casos descubiertos por trabajadores sanitarios en una clínica móvil, dijo la portavoz de la OMS, Fadela Chaib. "Las autoridades locales han sido alertadas y están tomando medidas", agregó.

apr