Un total de 13 cuerpos se encontraron abandonados el sábado en las calles de la ciudad siria de Homs, los cuales presentaban disparos en la cabeza, según mostró un video registrado por activistas.

"Hoy hemos descubierto una masacre en el vecindario de Deir Baalba. Miren esto, musulmanes. Miren esto, árabes", gritaba un hombre mientras caminaba hacia los cuerpos.

Las víctimas, todos hombres jóvenes o de mediana edad, tenían las manos atadas detrás de la espalda y algunos estaban con los ojos tapados.

Activistas dijeron que no sabían quiénes eran o por qué los mataron.

"Algunos de ellos tienen signos de tortura, por lo que podrían haber sido detenidos. No había documentos de identificación en los cuerpos, por lo que estamos intentando averiguar quiénes son", dijo Saleem Qabbani, del grupo de oposición Comisiones de Coordinación Local.

"Por sus ropas, creemos que muchos de ellos eran del vecindario. Deir Baalba es muy pobre, la gente normalmente tiene sólo una o dos piezas de ropa, por lo que los activistas han reconocido a los hombres por lo que tenían puesto", dijo. "Pero aún están intentando averiguar sus nombres", afirmó.

Homs ha sido el centro de la revuelta de un año contra el presidente sirio Bashar al-Assad. Cálculos de Naciones Unidas estiman en más de 9.000 las personas que han muerto por la represión del Ejército.

NO SE SABE IDENTIDAD DE ASESINOS

Ha habido casos previos de ejecuciones masivas de musulmanes sunitas, la población mayoritaria en Siria y la columna vertebral de la revuelta. La minoría de aluitas, una secta de raíces chiitas, a la que pertenecen Assad y muchos de la elite gobernante, también ha sido atacados.

Qabbani responsabilizó a las fuerzas de seguridad por los asesinatos en Homs, diciendo que los cuerpos habían sido hallados cerca de una escuela, que había sido usada por el Ejército como centro de detención informal.

Otro activista de oposición, que prefirió mantener reserva de su identidad, dijo que las víctimas podrían ser alauitas, o posiblemente hombres considerados traidores por los rebeldes locales.

El Gobierno no emitió declaraciones sobre la grabación, que fue subida a YouTube.

El hallazgo de los cuerpos en Deir Baalba se produce tres días antes del plazo fijado para que Assad retire sus tropas de áreas urbanas, acuerdo logrado bajo un plan de cese al fuego apoyado por la ONU.

Pero los detractores del líder sirio dicen que el cese al fuego probablemente es otra treta del Gobierno.