Moscú.-Rusia dijo que el presidente Bashar al-Assad presentó planes de reforma el martes para ayudar a poner fin al conflicto en Siria, pero los estados árabes y occidentales tomaron medidas para aislar más al mandatario, mientras sus fuerzas reanudaron un bombardeo en Homs.

El ministro de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov viajó a Damasco para dialogar con Assad e intentar hallar una solución aceptable a la crisis, después de que Rusia vetó una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que apoyaba un plan de la Liga Arabe que exigía su renuncia.

Pero la mediación rusa no detuvo a los países que denunciaron el veto ruso-chino de hace tres días para acorralar a Siria diplomáticamente y paralizar a Assad con sanciones, con la esperanza de marginarlo del poder y promover reformas que eviten un caos en la región.

Activistas opositores dijeron que las tropas gubernamentales renovaron un bombardeo en la ciudad central de Homs justo antes de la llegada de Lavrov, matando a 19 personas en una ofensiva que aseguran que dejó más de 300 muertos en los últimos cinco días.

Los medios rusos citaron a Lavrov diciendo que Assad le aseguró que quería poner fin a la violencia de ambos lados, expandir una misión de observadores de la Liga Arabe y celebrar un referendo por una nueva Constitución, seguido de elecciones libres.

"El presidente Assad (me) informó que se reunirá en los próximos días con la comisión que preparó un borrador de la nueva Constitución", reportó la agencia de noticias estatal rusa Itar-Tass.

ELECCIONES LIBRES

En comentarios transmitidos por el canal estatal Rossiya-24, Lavrov dijo: "En base a esta nueva Ley Básica (Constitución), se organizarán y conducirán elecciones generales en las que participarán muchos partidos. Los comicios se harán en base a una nueva Constitución en la que no hay privilegios o ventajas para el Partido Baath (de Assad)".

La televisión estatal siria indicó que la comisión encargada de redactar la Constitución completó su trabajo el martes.

La agencia estatal siria SANA citó a Assad diciendo que Siria cooperará con cualquier esfuerzo por resolver la crisis que promueva la estabilidad en el país.

"El presidente de Siria nos aseguró que estaba 'completamente comprometido a la tarea de detener la violencia independientemente de dónde proceda'", señaló Lavrov, según la agencia Interfax, después de su reunión con Assad, a la que acudió con el responsable del líder del servicio secreto ruso.

Activistas de la oposición rechazaron promesas similares realizadas por Assad en el pasado porque continuó tratando de reprimir las protestas con tanques y soldados, calificando a sus enemigos de "terroristas".

El Ministerio de Relaciones Exteriores ruso dijo que Lavrov y el jefe del Servicio de Inteligencia Exterior ruso, Mikhail Fradkov, viajaron a Damasco porque Moscú buscaba "la estabilización más rápida posible de la situación en Siria sobre la base de la rápida implementación de reformas democráticas".

El canal de televisión estatal sirio mostró a cientos de personas reunidas en una importante autopista de Damasco para saludar a Lavrov. Agitaban banderas sirias, rusas y de Hezbollah y sostenían dos banderas rusas hechas con cientos de globos rojos, blancos y azules.

RDS/ apr