Naciones Unidas.- Siria acusó a Estados Unidos, Francia, Qatar, Arabia Saudita y Turquía de incentivar el conflicto que ya lleva 18 meses entre las fuerzas del Gobierno y los grupos rebeldes al respaldar al "terrorismo" con armas, dinero y combatientes extranjeros.

El ministro de Relaciones Exteriores de Siria, Walid al-Moualem, dijo ante la Asamblea General de Naciones Unidas que los pedidos desde el extranjero para que el presidente Bashar al-Assad dimita eran "una interferencia descarada en los asuntos domésticos de Siria, la unidad de su pueblo y su soberanía".

Previamente el lunes, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se reunió con Moualem y criticó duramente al Gobierno sirio por las matanzas, abusos de derechos y ataques aéreos y de artillería, además de expresar su frustración por el hecho de que el conflicto estuviera empeorando.

En un discurso en el último día de la reunión anual de la asamblea compuesta por 193 naciones, Moualem dijo que Qatar, Arabia Saudita, Turquía, Estados Unidos y Francia "claramente inducen y respaldan el terrorismo en Siria con dinero, armas y combatientes extranjeros".

"Bajo el pretexto de conceptos como la 'responsabilidad de proteger', resuenan los tambores de la guerra, y la sedición y la insurgencia se están expandiendo y dañando la estructura de sociedades nacionales", expresó Moualem.

El funcionario sirio se refería a un concepto sobre la responsabilidad de los gobiernos de proteger a los civiles que se ha vuelto cada vez más popular en los círculos diplomáticos y académicos de Occidente. El concepto fue usado para justificar la intervención militar del año pasado en Libia.

"Lo peor de todo es ver a miembros permanentes del Consejo de Seguridad (de Naciones Unidas), que lanzaron guerras bajo el pretexto de combatir el terrorismo, ahora respaldando al terrorismo en mi país", manifestó Moualem.

Guerra en Siria

Rusia, apoyada por China, ha vetado reiteradamente resoluciones del Consejo de Seguridad en las que estados occidentales y árabes criticaban al Gobierno sirio y amenazaban con sanciones, diciendo que Estados Unidos, Europa y los países del Golfo Pérsico estaban buscando cambiar el régimen en Siria.

Ban "se expresó en los términos más duros sobre las continuas matanzas, la destrucción masiva, los abusos a los derechos humanos y los ataques aéreos y de artillería cometidos por el Gobierno", dijo su portavoz.

"Resaltó que era el pueblo sirio el que está siendo asesinado a diario, e instó al Gobierno de Siria a mostrar compasión por sus propio pueblo", agregó el portavoz.

apr