La investigación sobre los vínculos entre la campaña presidencial de Donald Trump y el gobierno ruso no debe convertirse en una cacería de brujas , opinó Devin Nunes, presidente de la Comisión de Inteligencia de la Cámara de Representantes.

No podemos caer en una mera cacería de brujas , dijo el legislador republicano a la prensa.

Después de las versiones de que allegados de Trump estuvieron en contacto con funcionarios de inteligencia rusos durante la campaña presidencial del 2016, ocurrió la renuncia de Michael Flynn, asesor de seguridad nacional del presidente. Ahora, la Casa Blanca le pidió a Nunes llamar a un reportero para refutar lo publicado por varios medios de comunicación.

No tengo ninguna evidencia de ninguna llamada telefónica (entre Flynn y el embajador ruso). Esto no significa que no existan(...) Lo que me han dicho varias personas es que no hay nada sobre el tema .

Nunes, quien dirige una de tres investigaciones del Congreso sobre los vínculos entre Trump y Rusia, dijo que no está al tanto de evidencia alguna de que allegados de Trump hayan estado en contacto con agentes rusos. Aseguró que seguirá pidiendo que se le entregue cualquier evidencia disponible.

No puede ser que el gobierno, ni el Congreso, el brazo legislativo, esté persiguiendo a ciudadanos estadounidenses, obligándolos a ir al Congreso como si fueran agentes secretos de Rusia , dijo Nunes a la prensa en el Congreso.

Mientras tanto el presidente Trump dijo: Yo ni siquiera he llamado a Rusia en 10 años . El presidente no dijo si apoyaría o no el nombramiento de un fiscal especial. Nunes afirmó que no es necesario en este momento nombrar un fiscal especial.

En cambio, dijo que las filtraciones a medios de comunicación, son criminales .