Roma. Incendios avivados por vientos cálidos azotaron el sur de Italia el día de ayer 12 de agosto, un día después de que una estación de monitoreo en Sicilia informara temperaturas de 48.8 grados centígrados, que de acuerdo con el Servicio Informativo Agrometeorológico (SIAS) del país, se trata de las más altas en la historia de Europa.

La temperatura récord, que aún debe ser verificada por la Organización Meteorológica Mundial (OMM), se reportó cerca de la ciudad de Siracusa, situada al sureste de la isla de Sicilia.

"Si los datos se validan, podrían convertirse en el valor más alto jamás registrado en Europa, superando el récord anterior de 48 grados medidos en Atenas el 10 de julio de 1977", escribió el meteorólogo Manuel Mazzoleni en 3Bmeteo.com, un sitio web especializado.

Los bomberos dijeron en Twitter que habían llevado a cabo más de 500 operaciones en Sicilia y Calabria en las últimas 12 horas, empleando cinco aviones para tratar de apagar las llamas desde arriba. Dijeron que la situación estaba ahora "bajo control" en la isla.

También se han reportado graves daños en Calabria, la punta de la "bota" de Italia, donde algunas familias abandonaron sus hogares y un hombre murió el miércoles.

Se espera que las temperaturas aumenten en varias ciudades italianas, incluida la capital, Roma, hoy, cuando la ola de calor podría alcanzar su punto máximo, según un boletín del Ministerio de Salud.