Washington. Lo peor para Estados Unidos no ha pasado, pues funcionarios aseguran que el país iniciará este lunes una de las semanas más duras de las vividas hasta ahora en la crisis del coronavirus, por el número de muertes y enfermos que se reportarán.

El cirujano general de Estados Unidos, Jerome Adam, advirtió que se avecinan tiempos difíciles, pues aunque “se ve una luz al final del túnel si todos cumplen con su parte durante los próximos 30 días”, la tristeza provocada se asemejará a hechos como Pearl Harbor, en la Segunda Guerra Mundial, y los atentados del 11 de septiembre contra las Torres Gemelas.

“Ésta va a ser la semana más triste y dura de la vida de la mayoría de los estadounidenses, francamente. Éste va a ser nuestro momento Pearl Harbor, nuestro momento 11-S, sólo que no va a estar localizado en un solo punto”, dijo en entrevista con Fox News Sunday.

“Va a tener lugar por todo el país. Y quiero que Estados Unidos lo entienda”, agregó.

En Estados Unidos más de 332,000 personas han dado positivo y casi 9,500 personas han muerto.

En las últimas 24 horas el país sumó 1,082 nuevos muertos, de ellos 594 se registraron en Nueva York, epicentro de la crisis en el país. El total de muertos del Estado superó 4,150. Su peor jornada fue el sábado pasado al contabilizar 630 muertos en un día y más de 7,300 nuevos casos.

“Estamos muy cerca del pico de contagios o puede que ese pico sea una meseta y que estamos en ella”, indicó el gobernador Andrew Cuomo.

Mientras que el alcalde neoyorkino, Bill de Blasio, pidió: “¡Médicos, enfermeras, expertos en respiración asistida, si no están aún en esta batalla, vengan porque los necesitamos”.

Las autoridades del estado dijeron que ignoran si la crisis desatada por el Covid-19 sigue en etapa de crecimiento y si pronto disminuirán los contagios, lo cual se sabrá en dos semanas cuando se espera den resultado las actuales medidas de aislamiento.

Lugares como Pensilvania, Colorado y Washington DC están comenzando a experimentar un alza en las muertes, pero algunos gobernadores aún se resisten a que se decrete una cuarentena total.

La pandemia ha sido tan devastadora que incluso en los países más ricos faltan tests de diagnósticos, camas de terapia intensiva y recursos humanos.

EU sí necesita a China

Varios políticos estadounidenses han expresado su furia por el manejo de la crisis del Covid-19 de Pekín; sin embargo, se enfrentan a una dura realidad: Estados Unidos necesita de los suministros médicos de China.

Antes de la pandemia, el gigante asiático producía casi la mitad de las mascarillas importadas a Estados Unidos, que en tiempos normales cuestan menos de 1 dólar, pero ahora escasean en momentos en que se ha pedido a los estadounidenses usarlas cuando estén afuera.

China, que parece haber contenido su propio brote de coronavirus cuando el número de infectados en el mundo supera el millón desde que fue detectado por primera vez a fines del año pasado en Wuhan, es el primer proveedor de equipo de protección en todo el mundo.

“China es una fuente masiva de suministro de estos productos en un momento de increíble necesidad, tanto en Estados Unidos como a nivel mundial”, dijo Chad Bown, investigador del Instituto Peterson de Economía Internacional.

“Entonces, si no estás abierto a China y estás tratando de comprar estos artículos a China en este momento, realmente no tienes esperanza”, precisó.

Los fabricantes estadounidenses han redoblado el paso, con 3M y Honeywell aumentando la producción de máscaras a 70 millones al mes, pero eso está muy por debajo de las necesidades y el Departamento de Salud y Servicios Sociales está tratando de comprar 500 millones de máscaras para tener una reserva .