Un incidente como la separación de familias que está presentándose en Estados Unidos, exhibe la ausencia de acciones coordinadas y políticas públicas para combatir la inmigración ilegal, afirma José Ángel Gurría, Secretario General de la OCDE.

No hay una política pública y mucho menos coordinación entre países y este tipo de incidentes es lo que resulta. La ausencia de políticas públicas para atender incidentes de migración ilegal, es lo que está creando esta cacofonía”.

Al presentar el reporte Perspectivas de la migración internacional en su versión 42, dijo que estas acciones en Estados Unidos, “no defienden el mejor interés del niño”, lo que claramente va en contra de los principios que sostienen los países miembros de la Organización.

“La legislación en los países de la OCDE sobre los menores sigue los principios del interés superior del niño. Y en este caso, como señala la UNICEF, la separación de sus padres no es en el mejor interés del menor,” consignó.

En la conferencia transmitida desde Paris, Gurría refirió lo dicho por el Alto Comisionado por los Derechos Humanos de la ONU, Zeid – Raad al – Hussein para enfatizar que “la seguridad de una nación, no es incompatible con el con el trato humanitario”.

Y se apoyó también en el llamado de atención que hizo el Canciller mexicano, Luis Videgaray, sobre la separación de familias de migrantes en la Frontera con Estados Unidos, para aseverar que “México dio en el blanco al decir que se trata de una medida cruel e inhumana”.

“No es que se trate de un asunto que afecte solo a México, pues como saben, solo el 1% de los niños separados son de origen mexicano. Es la práctica en sí”, argumentó.

abr