El líder de la mayoría republicana en el Senado estadounidense expresó este martes el malestar que suscita entre sus filas la amenaza del presidente Donald Trump de imponer aranceles a México si ese país no actúa para frenar la inmigración ilegal.

"No apoyamos los aranceles y aún esperamos que puedan evitarse", declaró el senador Mitch McConnell, en la víspera de una reunión que se llevará a cabo este miércoles 5 de junio, en Washington entre autoridades estadounidenses y su homólogo mexicano, Marcelo Ebrard.

"Pasamos casi todo el almuerzo hablando de esta cuestión con representantes de la Casa Blanca", indicó McConnell tras una cita semanal que reúne en el Congreso a senadores de su partido y representantes de la administración del también republicano Donald Trump.

El presidente estadounidense sorprendió a México, y también a sus aliados republicanos en el Congreso, al anunciar por sorpresa el jueves que Estados Unidos aplicará a partir del 10 de junio un arancel del 5% a todos los bienes procedentes de México.

Esas tasas podrían aumentar de forma progresiva hasta alcanzar un 25% el 1 de octubre, si el país vecino no logra reducir drásticamente el flujo de migrantes de América Central que se dirigen a Estados Unidos.

La oposición es tal entre los republicanos que algunos se plantean una votación en el Congreso para bloquear esas medidas, según el diario The Washington Post. Una idea "insensata", según Trump, que recordó este martes en Londres que gozaba de un gran apoyo entre la base republicana.

McConell dijo que esperaba que dieran resultado las negociaciones que México y Estados Unidos mantienen esta semana en Washington.

El líder de la mayoría republicana en el Senado acusó también a los demócratas, que controlan la Cámara Baja del Congreso, de bloquear cualquier avance sobre la frontera sureña del país, donde las autoridades estadounidenses parecen estar desbordadas por la llegada de migrantes procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras.

"Tienen que dejar de esconder la cabeza en la arena y trabajar con nosotros, de nuestro lado de la frontera, para responder a la crisis humanitaria fronteriza a la que contribuyó su resistencia", declaró.