Madrid.- El Senado español aprobó una moción que prohíbe el uso del burka y del nigab , velos islámicos que cubren casi por completo el rostro de la mujer, en sitios públicos.

La iniciativa fue presentada por el opositor derechista Partido Popular (PP) y fue apoyada por los nacionalistas catalanes de Convergencia i Unió, lo que permitió su aprobación pues el gobernante Partido Socialista Obrero español (PSOE) votó en contra.

También se opusieron el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y los legisladores de la Entesa Catalana del Progres.

La moción, aprobada este miércoles pero que tendrá que pasar por el Congreso de los Diputados, demanda realizar reformas legales y reglamentarias necesarias para prohibir el uso de estas prendas en los espacios públicos que no tengan una finalidad religiosa.

En España no hay ninguna ley que a nivel general prohíba el uso de esas prendas.

La ciudad de Lérida aprobó el pasado 28 de mayo la prohibición de esos velos islámicos en los edificios y espacios públicos.

Con ello se convirtió en la primera ciudad, en territorio español, en tomar una medida de ese tipo, aunque se sumaron ya Barcelona, El Vendrell y Reus, también catalanas.

La aprobación de esta medida se fundamentó en que esas prendas atentan contra la dignidad de la mujer, son discriminatorios y vulneran el principio de igualdad entre hombres y mujeres.