Para Donald Trump no hay promesas pequeñas. El fin de semana anunció que está por terminar de definir un programa que sustituirá al Obamacare y será un seguro para todo el mundo . Del otro lado de la moneda Trump prometió que obligará a las compañías farmacéuticas a negociar con el gobierno los precios del Medicare y Medicaid.

Trump se negó a aportar los detalles de su seductora propuesta. Sólo mencionó que tendrá números más bajos y menos deducciones , y que pronto está en condiciones de darlo a conocer junto con Paul Ryan y Mitch McConnel (líder de la mayoría en el Senado). Es probable que desde el partido republicano surjan varias preguntas porque siempre han cuestionado la participación del gobierno en el sistema de salud. Los demócratas, por su parte, cuestionarán el plan de Trump porque lo considerarán perjudicial para el Obamacare.

Creo que vamos a obtener la aprobación (de su propuesta en el Congreso). No voy a decir cómo, pero vamos a obtener la aprobación. Ya ves lo que ha pasado en la Cámara en las últimas semanas , dijo Trump, haciendo referencia a la presión que ejerció sobre legisladores para que no eliminaran el componente independiente al comité de Ética.