Hong Kong. La policía antidisturbios se enfrentó a los manifestantes que defienden los valores democráticos en el aeropuerto de Hong Kong, lo que resultó ser la segunda jornada caótica por la cancelación de vuelos.

La calma finalmente regresó cuando la mayoría de los manifestantes abandonó el aeropuerto, horas después de que los agentes armados con gas pimienta ingresaron a la terminal.

A pesar de que fueron desalojados, los manifestantes amenazaron con regresar a la terminal el día de hoy. En el interior del aeropuerto se vivieron momentos de gran tensión. Varios manifestantes golpearon a dos hombres pensando que eran agentes encubiertos.

Durante la jornada sólo pudieron despegar algunos vuelos. Sin embargo, ante la enorme cantidad de manifestantes, los administradores del aeropuerto decidieron cancelar la mayoría de los vuelos. El sitio web del aeropuerto mostró al menos 120 cancelaciones y aconsejó a las personas que no acudieran al aeropuerto.

Trump pone su grano de arena

Quien no se contuvo fue el presidente de Estados Unidos.

“Nuestra inteligencia (agencias de investigación) nos ha informado que el gobierno chino está moviendo tropas a la frontera con Hong Kong. ¡Todos deben estar en calma y seguros!”, escribió Trump en su cuenta de Twitter.