La beatificación del difunto Papa Juan Pablo II está en entredicho pues, a decir del investigador Fernando González, autor del libro Marcial Maciel. Los legionarios de Cristo: testimonios y documentos inéditos, el Papa Benedicto XVI se encuentra en una fuerte encrucijada.

Si dice que el Sumo Pontífice tenía conocimiento sobre los actos del padre Marcial Maciel, fundador de los Legionarios de Cristo, no es convertido en santo; pero si no lo expresa de esa forma, se le voltea la escopeta a él y surge la pregunta: ¿y tú en dónde estabas en todo esto, si eras el brazo derecho del Papa y de la Sagrada Congregación de la Fe? .

González explicó que el sistema jerárquico y el sometimiento característicos de la estructura eclesiástica fomentan los casos de encubrimiento y corrupción dentro del Vaticano y la Iglesia católica.

En el caso de los Legionarios de Cristo, el silencio sacerdotal se demuestra en los constantes bloqueos a las averiguaciones de abuso y drogas.

González explica que en 1962 cuando descubren a Maciel con droga un día antes de su asamblea, el Secretario de Estado del Papa Juan XXII canceló el proceso.

Aseguró que se tenía información sobre los abusos a los infantes desde 1948 y ésta debió fluir a partir de los años 70, hacia la figura Papal y hacia la sagrada Congregación de la Fe, donde Joseph Ratzinger estuvo por 23 años.

El caso de Maciel se hizo público en 1998 y el escritor aseguró que el Papa Benedicto XVI, ya tenía en ese entonces un archivo de 201 documentos, que hablaban sobre los acontecimientos y actos cometidos por el fundador de la Legión de Cristo. González asegura que se bloqueó la investigación y fue reabierta en mayo del 2006. Juan Pablo II estaba ya enfermo, Ratzinger podía ser el siguiente Papa y no debía parecer tan cómplice .

Explicó que con el comunicado emitido recientemente, Benedicto XVI se cubrirá de gloria, pues su estrategia consistió en señalar a la Legión y desaparecer las instancias de el Vaticano que fueron cómplices.

Rechaza íñiguez invitación a refundar legionarios

El cardenal Juan Sandoval Íñiguez, en entrevista con la periodista Carmen Aristegui, negó que el Papa Benedicto XVI lo hubiera llamado para refundar la Orden de Marcial Maciel, a quien calificó de psicópata, esquizofrénico de una doble personalidad muy marcada .