Beirut.- El balance provisional de la doble explosión del martes en la universidad de Alepo, en el norte de Siria, es de al menos 87 muertos, afirmó este miércoles el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

La cifra subió a 87 muertos, señaló la ONG radicada en Gran Bretaña, precisando que podría llegar al centenar de víctimas mortales debido a que todavía prosigue la identificación de cuerpos despedazados.

Según la ONG, unas 150 personas resultaron heridas y algunas de ellas se encuentran en estado grave.

El martes, el OSDH, que se basa en una red de médicos y de activistas en el país, dio un balance de 83 muertos.

Las fuerzas del régimen y los rebeldes se acusan mutuamente de esta carnicería. La universidad se encuentra en una zona controlada por el gobierno.

El hecho de que el atentado coincida con el comienzo del periodo de exámenes universitarios indica que las explosiones "forman parte de un plan destinado a causar el mayor número de víctimas posible en la universidad", afirmaron los Comités Locales de Coordinación (LCC) que promueven la contestación sobre el terreno.

"La universidad de Alepo seguirá siendo un símbolo de la revuelta del pueblo sirio", añaden los LCC.

Por otro lado, el ejército envió refuerzos a la localidad de Daraya, al sudoeste de Damasco, señaló el OSDH.

"La intensidad de los bombardeos es increíble", afirmó a la AFP por internet un activista antirrégimen radicado en Daraya, Abú Kinan.

"Cada vez que el ejército se apodera de una nueva posición, los rebeldes combaten contra las tropas para recuperarla. Los enfrentamientos son terribles", añadió.

Al menos 60.000 personas murieron en Siria desde el comienzo de la violencia en marzo de 2011, según la ONU.

EU CULPA A RÉGIMEN DE ASSAD

Estados Unidos condenó el miércoles "el despreciable ataque" a los edificios universitarios de la ciudad siria de Alepo, culpando al régimen por desencadenar ataques aéreos que mataron al menos a 87 personas.

"Estados Unidos está horrorizado y entristecido por el mortal ataque de ayer del régimen sirio contra la universidad de Alepo", dijo la portavoz del Departamento de Estado Victoria Nuland, quien señaló que la mayoría de las víctimas eran estudiantes y refugiados.

"Según testigos oculares en el lugar, aviones del régimen realizaron incursiones aéreas sobre las instalaciones universitarias", dijo a la prensa.

"Condenamos este despreciable ataque contra civiles desarmados y seguimos destacando que aquellos responsables de muertes ilícitas y otras violaciones del derecho internacional serán identificados y sometidos a la justicia".

Estados Unidos también envía sus "condolencias... a todos aquellos que sufrieron esta tragedia sin sentido".

ONU CONDENA ATAQUE

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, "condena el espantoso ataque" del martes contra la universidad de Alepo (norte de Siria) y recuerda que "tomar deliberadamente como blancos a civiles constituye un crimen de guerra", indicó el miércoles la ONU.

"Tales ataques odiosos son inaceptables y deben cesar inmediatamente", agrega el comunicado de la ONU. Ban espera que se realice una "rápida y profunda investigación sobre esta atrocidad" y destaca nuevamente "la urgencia de una solución política pacífica" en Siria.

APR