Berlín.- Al menos 223 vuelos fueron cancelados hoy en el Aeropuerto de Frankfurt, Alemania, al tiempo que el sindicato de Controladores Aéreos amplió el paro de labores de 24 a 48 horas, por lo que se normalizarán todas las operaciones este miércoles.

Así lo informaron portavoces de Fraport, la empresa que administra esa central aérea. Los únicos vuelos que no resultaron afectados son los de destinos lejanos. Los que se llevan a cabo en Alemania y entre países europeos, son por el contrario, los más perjudicados.

El aerodromo de Frankfurt, uno de los más grandes de Europa, tiene un tráfico aéreo de unos 1,200 vuelos diarios y cerca de 20 mil empleados.

Hasta el momento no se han producido escenas de caos en esa central aérea, la más grande de Alemania, aunque muchos pasajeros resultaron afectados por las cancelaciones.

La huelga es realizada por unos 200 empleados, que exigen aumento salarial, son responsables de la seguridad de los aviones en tierra y están encargados de dirigir el tráfico en las pistas.

Ni el sindicato de controladores ni los representantes de la empresa dan el primer paso para regresar a la mesa de negociaciones.

Originalmente la huelga duraría 24 horas y el aeropuerto recobraría la normalidad el martes, pero el sindicato anunció que prolongará el paro hasta el miércoles.

El sindicato pide elevados aumentos salariales que la empresa no está dispuesta a otorgar por considerarlos excesivos. En suma, los controladores del Aeropuerto de Frankfurt piden mas salario por menos trabajo. Actualmente ganan entre 53,000 y 70,000 euros al año.

Demandan ahora entre 80,000 y 87,000 euros anuales, y gratificaciones y extras del 10% del sueldo, además de 13% menos trabajo para los controladores.

Para los controladores que llevan a cabo las tareas de vigilancia, el sindicato demanda de los 42,000 euros anuales actuales un incremento a 60,700. Para los que están a cargo de las labores de tráfico central se pide 60,700 euros al año. Actualmente ganan 52,000 euros.

RDS