Rio de Janeiro.- El escándalo de sobornos por contratos en Brasil iría "más allá" de Petrobras, según una lista incautada al cambista Alberto Youssef, preso y acusado por lavado de dinero, reveló la prensa el sábado.

La lista, divulgada por el diario O Globo y la TV Globo, detalla 747 obras de 170 empresas, la mayoría constructoras, por 11,500 millones de reales (4,600 millones de dólares).

Para el juez Sergio Moro, del estado de Paraná, el documento "es perturbador" y da pie a sospechas de que "el modelo criminal de fraude en licitación, sobreprecio y soborno va mucho más allá de Petrobras".

La mayoría de las empresas son las mismas investigadas en la enorme operación de la policía federal contra la corrupción y el lavado de dinero, bautizada como "Lava Jato" (Lavado Express).

El escándalo desveló el pago de sobornos de las principales empresas constructoras de Brasil a partidos políticos y legisladores a cambio de contratos con Petrobras, la mayor empresa del país.

En el documento se dice que 59% de las obras tenían a Petrobras como cliente final. Puertos, aeropuertos, metros, refinerías, así como obras de minería, saneamiento y abastecimiento destacan en las 34 páginas.

Moro pidió una "profunda investigación" para confirmar las sospechas de las nuevas irregularidades.

La lista de Youssef cita obras públicas en otros países como Uruguay, Ecuador, Colombia y Angola. Una obra en Argentina, un gasoducto, recibió además financiamiento por 60 millones de reales del banco de fomento brasileño (BNDES) en 2008.

El banco negó haber financiado esta obra, destacó la TV Globo.

El puerto de Mariel, construido en Cuba por Odebrecht, aparece también en la lista de Youssef con un valor de 3.6 millones de reales (1.44 millones de dólares). El cliente, según el cambista, es la Olex (Odebrecht Logística e Exportaóoes). La constructora negó cualquier pago de soborno.

El exdirector de Abastecimiento de Petrobras Paulo Roberto Costa, acusado de lavado de dinero por liderar la red de corrupción en la petrolera, dijo el martes pasado en el Congreso que el pago de sobornos es una práctica común en Brasil.

Costa, en prisión domiciliaria, colabora junto a Youssef con la justicia revelando detalles de la red de corrupción a cambio de una reducción de sus penas.

mac