La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, prometió ante la mayor organización norteamericana proisraelí que se acabaron las injurias al Estado hebreo en Naciones Unidas.

Haley es la representante elegida por la administración del presidente Donald Trump, quien en diciembre criticó a su predecesor, Barack Obama, por no haber impuesto el veto de Estados Unidos a la resolución 2234 del Consejo de Seguridad que denunció la colonización israelí en los territorios palestinos, rompiendo con una tradición existente desde 1979.

El año pasado, Estados Unidos se abstuvo, permitiendo así que el texto fuera aprobado, debido a su frustración con su aliado israelí por el fracaso en el proceso de paz.

Según Nikki Haley, esta resolución fue una patada en el estómago para Estados Unidos.

Puedo decirles que todo el mundo en Naciones Unidas tiene miedo de hablarme de la resolución 2234 , aseguró la embajadora ante los nutridos aplausos de la conferencia anual del American Israel Public Affairs Committee (Aipac), principal grupo de presión proisraelí de Estados Unidos.

Y quiero que ellos sepan que eso ocurrió, es verdad, pero no volverá a ocurrir. Se acabaron los tiempos de las injurias a Israel , aseguró.

La resolución 2234 insta al Estado hebreo a cesar toda actividad de colonización.

Bienvenida al embajador

El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu declaró que desea pronto poder darle la bienvenida al nuevo embajador estadounidense, David Friedman, a Israel y especialmente a Jerusalén . Netanyahu habló en una videoconferencia desde Jerusalén ante la reunión de Aipac.