El comentario del presidente Donald Trump equiparando a miembros de la pandilla Mara Salvatrucha con “animales” suscitó el jueves fuertes condenas de quienes consideran inapropiado ese tipo de lenguaje.

Chuck Schumer, el líder del bloque de senadores demócratas, declaró en un mensaje por Twitter: “Cuando nuestros antepasados vinieron a América, no eran ‘animales’, y esta gente tampoco lo es”.

“Tenemos un montón de gente entrando al país, o tratando de entrar, y a muchos de ellos los detenemos”, dijo el mandatario. “Ustedes no podrían creer lo mala que es esa gente, no son siquiera personas, son animales”, dijo Trump durante una reunión con dirigentes republicanos de California el pasado miércoles.

La dirigente del bloque demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, declaró: “Todos los días pensamos que ya lo hemos visto todo, y todos los días llega otra prueba de lo inhumanas que son las políticas de los republicanos”.

Trump mantiene una lucha pública contra el gobernador de California, Jerry Brown, por su visión opuesta en materia de migración.

Tras los comentarios de Trump, Brown respondió vía Twitter que “miente sobre inmigración, miente en materia delictiva y miente sobre las leyes de California”.

Sobre México, Trump dijo que no hace nada en materia de seguridad.