Valenciennes.- El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo este viernes que estaba "triste por Florence" Cassez pero que no se daba por vencido, después que la Corte Suprema de México rechazó la propuesta de liberación inmediata de la francesa condenada a 60 años de cárcel.

"Estoy triste por Florence, pero no me doy por vencido. Continuamos", declaró el presidente-candidato, interrogado por la prensa durante una gira electoral en Valenciennes.

"Veré a su familia", prosiguió.

"A pesar de todo, esto comienza a moverse. Todo lo que dije desde el comienzo en este caso, es lo que los jueces mexicanos dijeron", destacó el jefe del Estado francés.

El miércoles, la primera sala de la Corte Suprema de México rechazó la propuesta de liberación inmediata de Cassez, pero nombró a un nuevo relator encargado de presentarle un proposición susceptible de obtener una mayoría para concluir este caso.

Detenida en diciembre de 2005 y acusada de secuestros, delincuencia organizada y porte de armas, la francesa de 37 años fue condenada a 60 años de cárcel al cabo de tres juicios desfavorables sucesivos.

MIF