El presidente colombiano Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC sellaron el jueves el acuerdo del cese bilateral y definitivo del fuego y el abandono de armas de los rebeldes, dos pasos previos para dar por terminado un conflicto armado y político que lleva más de medio siglo y ha dejado unos 220,000 muertos.

El anuncio fue hecho por los delegados de los países garantes, Cuba y Noruega, en presencia de Santos, el máximo jefe de las FARC, Rodrigo Londoño o "Timochenko", y el secretario general de Naciones Unidas Ban Ki-moon, entre otras personalidades.

NOTICIA: Peña Nieto viajará a Cuba por acuerdo Colombia-FARC

El acuerdo establece el cronograma y los procedimientos para que los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia se concentren en zonas específicas y entreguen las armas a la ONU como parte de su transición a la política.

Las dos partes están en la recta final de una negociación de paz que comenzaron a finales del 2012 en Cuba para terminar el conflicto armado más antiguo de América Latina.

NOTICIA: En 39 años las FARC han reclutado a más de 11,000 menores

Santos ha dicho que la ONU servirá de garante para que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entreguen hasta la última de sus fusiles. Cifras oficiales dan cuenta de que las FARC tienen en sus filas a unos 7,000 combatientes en armas.

NOTICIA: PIB de Colombia crecerá hasta 5.9% con fin de las FARC

Desde fines de 2012, la administración de Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) llevan adelante en La Habana un proceso de paz.

Acuerdo Colombia - Farc

Con información de Reuters

erp