Bogotá.- El Gobierno colombiano dijo que tiene claros indicios de que un periodista francés que desapareció herido en medio de un combate entre el Ejército y las FARC está en poder del grupo guerrillero, aunque aclaró que no tiene la absoluta certeza para lanzar una operación militar de rescate.

El presidente Juan Manuel Santos pidió a la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) liberar a Roméo Langlois y, aunque no habló directamente de secuestro, sus declaraciones reafirmaron las sospechas de Francia que desde el domingo reportó que había sido raptado.

"Tenemos muy claros indicios de que el periodista francés está en posesión de las FARC", dijo Santos en declaraciones a periodistas.

Queremos decirle a las FARC: Liberen lo más pronto posible a este periodista, entre otras cosas porque tenemos entendido que está herido", precisó.

Previamente, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo que Colombia no realiza ninguna operación militar para intentar rescatar al periodista francés porque aún no tiene la certeza de que esté secuestrado.

No obstante, aseguró que el Ejército mantiene operaciones en la zona donde desapareció Langlois y que si establece su paradero primero consultará con el Gobierno de Francia antes de intentar rescatarlo.

"Claro que hay operaciones, pero no estamos haciendo operación de rescate alguna porque no sabemos dónde está el periodista", declaró Pinzón.

"En el momento en que así nos enteráramos, pues eso implicaría unas decisiones que hablaríamos de todas maneras con el Gobierno francés", precisó.

Langlois, de 35 años, fue reportado como desaparecido desde el sábado por el Gobierno de Colombia después de que quedó atrapado en medio de un combate entre tropas del Ejército y rebeldes de las FARC en una zona selvática del departamento del Caquetá, en el sur del país.

Pinzón aseguró que los militares que acompañaban al periodista le dijeron que resultó herido en el brazo izquierdo y se despojó de un chaleco y un casco antes de avanzar al área en donde se encontraban los rebeldes.

El Gobierno de Francia lo dio como secuestrado el domingo y el lunes instó al grupo rebelde a que lo libere de inmediato y cumpla su palabra de poner fin al secuestro, delito que ha usado desde hace décadas como mecanismo de presión política y fuente de financiación.

El combate en medio del que desapareció Langlois, quien realizaba un documental para el canal France 24 sobre la lucha contra el narcotráfico en las selvas de sur de Colombia y quien reside en el país sudamericano desde hace 12 años, se registró cerca al municipio de Montañita, en el departamento de Caquetá, una región donde las FARC aún tienen una fuerte presencia.

En los enfrentamientos murieron tres militares, un policía y un guerrillero.

"Hemos señalado a las FARC que ellos son responsables por su vida", dijo el lunes el ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Alain Juppé, quien pidió la inmediata liberación.

FARC GUARDAN SILENCIO

Juppé recordó que el grupo rebelde se comprometió públicamente a finales de febrero a poner fin a los secuestros y sostuvo que esta era una oportunidad para demostrar el cumplimiento de ese anuncio.

Hasta el momento, las FARC -el grupo rebelde activo más antiguo de América Latina- no se han pronunciado sobre el secuestro del reportero.

El ministro Pinzón sostuvo que el secuestro es una hipótesis, pero que sólo lo reconocerá cuando se confirme plenamente.

apr