El presidente Juan Manuel Santos, al finalizar la reunión de la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación (CSIVI) en Cartagena, anunció que a partir de ahora ese organismo trabajará de la mano con la Agencia Colombiana para la Reintegración, el vicepresidente Óscar Naranjo, la canciller María Ángela Holguín y la ministra de Comercio, María Lorena Gutiérrez, para acelerar la reincorporación de los excombatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

“Establecimos unos procedimientos especiales para acelerar la solución de diferentes problemas. Decidimos fusionar dos instancias que estaban funcionado por aparte” dijo Santos.

El presidente dijo que pese a los inconvenientes, la implementación del acuerdo de paz con las FARC va bien, pero que el posconflicto “ha sido un gran esfuerzo y tenemos que continuarlo. Hay que ser conscientes que esta paz y esta implementación no es del presidente, no es del gobierno, es de todos los colombianos”.

En la CSIVI el presidente presentó el informe de la implementación de los acuerdos, en el que se resalta que hasta el momento se han expedido 99 normas, seis actos legislativos, siete leyes por el mecanismo fast track, 35 decretos ley y dos directivas presidenciales. Asimismo, 91% de las normas, según el documento, fueron aprobadas y revisadas por la Corte Constitucional.

En materia de seguridad, asegura el texto, la dejación de armas se cumplió en nueve meses y se dejaron de utilizar 8,994 armas de fuego, de las cuales 7,756 fueron entregas a la ONU y 1,238 fueron incautadas en diferentes caletas.

En cuanto a las garantías de seguridad para las comunidades y líderes sociales el documento indica que se han puesto en marcha mecanismos para protegerlos y se asegura que del total de los casos de muerte de líderes sociales, en 52% de éstos se tiene identificado el responsable con 137 capturas.

Asimismo, exaltó que 3,665 líderes sociales y 243 excombatientes de las FARC cuentan con la atención de la Unidad Nacional de Protección. En relación a la erradicación y sustitución de cultivos ilícitos, el informe indica que se han erradicado 75,271 entre 2017 y 2018.