Abuja. Ayer, un atacante suicida detonó un coche cargado de explosivos frente a la oficina de un importante periódico nigeriano en la capital del país y otro hombre lanzó una bomba cerca de las instalaciones que albergaban a otros diarios en Kaduna, matando al menos a siete personas en los ataques, afirmaron testigos.

El ataque en Abuja sacudió las oficinas de ThisDay, un influyente diario. Asimismo, el bombardeo en Kaduna golpeó al edificio que alojaba las oficinas de los periódicos: This Day, The Moment y The Daily Sun, según testigos. Al menos 26 personas resultaron heridas.

Ningún grupo se atribuyó inmediatamente la responsabilidad de los ataques, aunque siguieron el mismo patrón que otros atentados efectuados anteriormente por la secta islamista radical responsable de cientos de muertes este año en Nigeria.

En Abuja, un atacante suicida estrelló su coche a través de las puertas de la oficina de ThisDay y condujo por la recepción antes de la detonación, expuso Nwakpa O. Nwakpa, portavoz de la Cruz Roja de Nigeria. La explosión mató por lo menos a tres personas e hirió a varias. El atacante suicida murió en la explosión, indicó Nwakpa.

Soldados y policías rodearon rápidamente el edificio, el cual tenía varios huecos en el techo y las ventanas destrozadas debido a la fuerza del estallido. La explosión golpeó principalmente el final del edificio donde se encontraban las prensas de impresión, lejos de la sala de redacción; sin embargo, la fuerza de la detonación volcó mesas y dispersó metrallas por toda la zona de trabajo de los periodistas.

Oficiales de policía recolectaron residuos de la explosión para su análisis, anunció Adenrele Shinaba, comisionado de la policía capitalina.

El ataque en Kaduna también incluyó un coche cargado de explosivos, aunque la gente en la oficina de prensa rodeó rápidamente el automóvil del atacante, dijeron testigos. Entonces el conductor comenzó a gritar que había una bomba en el interior del coche, afirmó el testigo Abdullahi Jemilu.

Las personas en el sitio permitieron que el hombre saliera del automóvil para abrir la cajuela, quien se libró del amague y arrojó un explosivo el cual al estallar provocó la muerte de al menos cuatro personas, manifestó Nwakpa. Posteriormente, las autoridades arrestaron al atacante, aseveró el comisionado de la policía estatal de Kaduna, Mohammed Abubakar Jingiri.