Moscú. Los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunciaron un alto el fuego para poner fin a semanas de enfrentamientos en la región siria de Idlib y alejar el riesgo de escalada de tensiones entre Moscú y Ankara.

Tras más de seis horas de negociaciones en el Kremlin, sede de la presidencia rusa, el presidente turco anunció en una conferencia de prensa conjunta con Putin este alto el fuego que se iniciará en la media noche de hoy, esperando que sea duradero.

Según el texto del acuerdo consultado, los dos países llevarán a cabo patrullas conjuntas en la autopista M4, un eje estratégico que cruza la región siria de Idlib.

Rusia y Turquía han previsto un pasillo de seguridad de 6 kilómetros en cada lado de la autopista (12 kilómetros). Los parámetros de esta zona serán definidos por ambos países en los próximos siete días, según el texto.