Biarrizt. Los líderes del G7, reunidos en el sur de Francia, acordaron “reforzar el diálogo y la coordinación con Rusia sobre las crisis actuales”, pero estimaron que era “demasiado pronto” para reintegrarla en el grupo, indicó una fuente diplomática.

Los siete dirigentes del foro adoptaron esta posición común durante una cena el sábado en Biarritz, indicó la misma fuente.

Rusia fue excluida de lo que era el G8 en el 2014, tras anexionar la península ucraniana de Crimea, en el mar Negro, lo que nunca fue reconocido por la comunidad internacional.

El presidente Donald Trump, cuyo país albergará en el 2020 la próxima cumbre del G7, fue interrogado este domingo sobre la posibilidad de que Rusia sea entonces reintegrada. “Es algo que no sé. Pero es ciertamente posible”, respondió el presidente estadounidense.

El propio Emmanuel Macron comentó la semana pasada que Rusia también es Europa y que no vería con malos ojos el retorno de Rusia al G7.

El vocero presidencial del gobierno ruso, Dmitry Peskov, deseó este domingo que los miembros del grupo de naciones más industrializadas del mundo (G7), en su cumbre de este fin de semana en Francia, apelen al sentido común para el pleno restablecimiento de las relaciones entre ambas partes.

Pronto lo sabremos.