Rusia no interfiere en los temas internos de otros países, dijo este jueves el ministro de Relaciones Exteriores Sergei Lavrov al comienzo de una reunión con el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, al ser consultado sobre recientes acusaciones en Washington.

"Deberían saber que nosotros no interferimos en los temas domésticos de otros países", dijo Lavrov. El canciller hizo las declaraciones pocos días después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, pidiera la renuncia de su asesor de seguridad nacional Michael Flynn en medio de cuestionamientos sobre sus conversaciones con funcionarios rusos.

El canciller dijo que los dos países tenían "muchos temas" para discutir, y añadió que esperaba establecer los "parámetros de nuestro trabajo futuro". La primera reunión de ministros de Exteriores de Rusia y Estados Unidos se llevó a cabo al margen de una cumbre de ministros del G-20 en Bonn.

erp