Rusia calificó de falso este jueves un reporte de Reuters sobre que un centro de estudios controlado por el mandatario Vladimir Putin había desarrollado un plan para influir en la elección presidencial del 2016 en Estados Unidos a favor de Donald Trump.

Reuters informó el miércoles que el Instituto de Estudios Estratégicos Ruso dio un marco y razones en lo que las agencias de inteligencia estadounidenses concluyeron fue un esfuerzo ruso para interferir en las elecciones del 8 de noviembre.

El reporte de Reuters citó a tres actuales y cuatro ex funcionarios estadounidenses que habían accedido a dos documentos preparados por el instituto.

Rusia ha negado haber interferido en las elecciones. El Kremlin y el instituto no respondieron pedidos por comentarios el miércoles, pero el jueves el centro de estudios divulgó un comunicado diciendo que el reporte era falso.

"Parece que, en su conciencia conspirativa, los autores de esta presunción no sopesaron la realidad contra sus codiciadas fantasías, para otra vez llevar atención al tema (...) de la 'participación' de Rusia en la campaña preelectoral en Estados Unidos", dijo el director del instituto Mikhail Fradkov.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que las personas no deberían prestar atención a reportes basados en fuentes anónimas. "No sé nada sobre esto, solo puedo decir que siete fuentes anónimas no valen lo que una real", afirmó.

Los documentos obtenidos por los funcionarios de inteligencia fueron fundamentales para la conclusión del gobierno de Barack Obama de que Rusia llevó a cabo una campaña de "noticias falsas" y lanzó ciberataques contra grupos del Partido Demócrata y la campaña de Hillary Clinton, dijeron las fuentes.

El presidente Trump ha dicho que las actividades de Rusia no tuvieron un impacto en el resultado de la elección. Investigaciones en curso del Congreso y el FBI hasta ahora no generaron evidencia pública de que personas cercanas al magnate neoyorquino actuaron en colusión con el esfuerzo ruso.

erp