El Ministerio de Defensa de Rusia negó el viernes 19 de agosto su responsabilidad en el ataque contra un vecindario de la ciudad siria de Alepo que hirió a un menor, cuyo rescate fue filmado y se hizo viral en medios sociales.

NOTICIA: ISIS hace uso de la ignorancia para reclutar

La imagen del aturdido niño de cinco años, sentado en una ambulancia cubierto de polvo y con sangre en la cara, capturó el horror que vive la sitiada ciudad.

Moscú dijo en un comunicado que nunca ataca lugares poblados y que son los propios rebeldes quienes bombardean zonas urbanas para hacer fracasar los esfuerzos humanitarios en la zona.

NOTICIA: Crisis humanitaria empeora en Alepo

El ministerio agregó que en las imágenes del rescate del niño, las ventanas del edificio contiguo estaban intactas, lo que indicaría que la vivienda del menor no fue blanco de un ataque áereo sino de una de las minas empleadas por los rebeldes.

NOTICIA: Más de 17,000 detenidos han muerto en cárceles sirias: AI

rarl