Rusia mantendrá su actividad militar en Siria hasta que comience un proceso político para poner fin a la guerra en el país, indicó este jueves el presidente ruso, Vladimir Putin.

NOTICIA: ¿Por qué Rusia quiere una coalición contra el EI?

Una vez los sirios decidan que es el momento de detener la violencia y comenzar las conversaciones, "no vamos a ser más sirios que los propios sirios", dijo Putin, y Moscú retirará su operación militar.

En una rueda de prensa televisada en directo, en la que hizo balance del año, el presidente dijo no estar seguro de que Rusia necesite una base militar permanente en Siria. Las nuevas armas rusas, como misiles lanzados desde mar y aire, dan a Moscú suficiente potencia para atacar a un enemigo, y podría no haber necesidad de establecer una base permanente en Siria.

NOTICIA: Ejército sirio ya usa nuevas armas rusas

Por otra parte, el mandatario explicó que la economía rusa da muestras de estabilización y que pese al descenso del PIB provocado por una caída en los precios del petróleo, la principal exportación rusa, la industria del país ha empezado a recuperarse.

erp