El 1 de septiembre de 1939 inició la Segunda Guerra Mundial. Los revisionismos y los Juicios de Núremberg son dos caras de una moneda. La primera de ellas, desafortunada porque se manipula a la historia y se lesiona a las víctimas. La segunda cara, un alivio de la justicia.

El reposicionamiento económico de Rusia gracias a su industria petrolera generó malestar en occidente porque el país pasó de ser subordinado (al acabar la Guerra Fría) a enemigo, comenta la investigadora Ana Teresa Gutiérrez del Cid.

La geopolítica de la región es intensa por los continuos movimientos estratégicos que personajes como el presidente ruso y los líderes de las antiguas repúblicas soviéticas realizan en la zona. La profesora de la UAM Xochimilco recuerda que, tras los intentos de Georgia y Ucrania de ingresar a la OTAN han llegado respuestas contundentes del presidente Vladimir Putin.

El gasoducto Nord Stream 2, por el que corre gas de Rusia hacia Alemania, se ha convertido en un elemento toral en la geopolítica cuyos radios de influencia han llegado hasta Estados Unidos. “Rusia cerró la llave y la Unión Europea se preocupó, esta es la gota que derramó el vaso”, comenta la investigadora en temas de relaciones internacionales. “En Crimea se encuentra la base militar rusa del Mar Negro, una vez que Rusia agrega Crimea (a su territorio) comienzan las sanciones de occidente y esto provoca que se revise la historia”, comenta Del Cid.

En términos culturales, “los rusos basan su identidad en la Segunda Guerra Mundial; cada 9 de mayo (derrota de los nazis en 1945) hay un enorme desfile militar donde exhiben su fortaleza”. “Los estadounidenses tratan de equiparar a la URSS con la Alemania nazi, es absurdo, Hitler atacó a la URSS”, reflexiona la profesora.

Estados Unidos trasladó recientemente tropas de Alemania hacia Polonia en una acción que revela molestia del presidente Trump sobre Merkel por el tema del gasoducto ruso, pero al mismo tiempo envía un claro mensaje: “Polonia es el centro de división entre occidente y oriente; su política es antirrusa y tiene ambiciones de unir a Bielorrusia, Ucrania y las repúblicas Bálticas”, señala.

Los Juicios de Núremberg

Los juicios de Núremberg dejaron como legado la justicia transicional para conocer la verdad, además de que son un recordatorio para evitar que se repita lo que provocó daños y que no queremos que vuelva a suceder, considera Juan Carlos Abreu y Abreu.

El investigador en el INACIPE recordó en la conferencia “Los juicios de Núremberg: una revisión necesaria”, que estos representan la constitución de un tribunal, de un órgano jurisdiccional sin precedentes en la historia del juzgamiento universal.

La justicia penal internacional tomó un papel relevante ya que se concretaron delitos llamados crímenes de lesa humanidad.

geopolitica@eleconomista.mx