Moscú.- La aviación rusa recibió la orden de disparar sin previo aviso contra los camiones cisterna que transporten productos petrolíferos en las zonas controladas por la organización Estado Islámico (EI) en Siria, declaró el miércoles el jefe de las operaciones militares rusas en Siria, el general Andrei Kartapolov.

"Se decidió hoy (miércoles) que los aviones del ejército ruso dispararán sin previo aviso contra los camiones cisterna que transporten productos petrolíferos en una zona controlada por el EI", anunció el general, citado por la agencia Interfax.

NOTICIA: Estado Islámico ejecutó a dos rehenes

El general no precisó el modo operativo de los aviones, que normalmente carecen, a la altura a la que vuelan, de medios para distinguir los camiones cisterna que pertenecen a los yihadistas del EI.

El comandante en jefe de la operación militar rusa en Siria indicó que 500 camiones cisterna ya habían sido "destruidos" por la aviación rusa, sin precisar a qué grupos "terroristas" --Estado Islámico u otros grupos-- a los que pertenecían.

NOTICIA: Redada en París deja 25 detenidos

"En los últimos años, en el territorio bajo su control, el EI y otros grupos extremistas han creado lo que denominamos 'un oleoducto rodante'" declaró el responsable militar ruso.

Miles de toneladas de crudo habrían llegado a las refinerías bajo control del EI en territorio iraquí, según el militar.

El EI controla la mayor parte de los campos petroleros de Siria.

NOTICIA: Experta descarta ataques terroristas en América Latina

Según una investigación publicada en octubre por el diario estadounidense Financial Times, el contrabando de petróleo representa unos ingresos de 1.5 millones de dólares al día al EI, a un precio medio de 45 dólares el barril.

El Pentágono informó el lunes que los bombardeos de la coalición habían destruido 116 camiones cisterna del EI cerca de Bukamal, una localidad en manos del grupo yihadista en la frontera de Irak.

mac