Urbandale, EU.-Dos días después del fin de la Convención Republicana y a horas de la del Partido Demócrata, Mitt Romney y Barack Obama no sacan el pie del acelerador y continuaron este sábado sus campañas por estados clave de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.

En un mitin en Des Moines (Iowa, centronorte), donde partió la gira que llevará a Obama hasta Charlotte (Carolina del Norte, este), para ser nombrado como candidato oficial en la Convención Demócrata que comienza el lunes, el presidente estadounidense ironizó sobre el encuentro republicano que terminó el jueves en Tampa (Florida, sur).

"Pese a todos los desafíos que nos esperan en este siglo, lo que nos mostraron en estos tres últimos días fue mayoritariamente un programa del siglo pasado", criticó Obama, en un estado de la región central de Estados Unidos que fue clave en su victoria electoral en 2008.

Además el mandatario dijo que en resumen sus oponentes habían dicho "que todo va mal, que todo es culpa de Obama y que el gobernador Romney es el único que conoce el secreto para crear empleo y hacer crecer a la economía".

"Hablaron mucho sobre mí. Hablaron mucho sobre él (Romney), pero no dijeron gran cosa sobre ustedes", agregó el mandatario en la localidad de Urbandale.

Por su parte, Romney, que fue oficialmente nombrado el jueves como candidato republicano a la Casa Blanca, visitó Cincinnati (Ohio, norte), donde comparó las promesas de creación de puestos de trabajo hechas por Obama en la campaña de 2008 con los datos actuales de empleo.

"Una de las promesas que realizó fue que iba a crear más empleos, y hoy 23 millones de personas están sin trabajo, han dejado de buscar empleo o están subempleadas", afirmó Romney.

"Si un entrenador tiene un registro de cero de 23 millones, uno piensa que es el momento de buscar un nuevo entrenador", agregó.

"Paul Ryan y yo tenemos un plan que va a llevar a Estados Unidos de vuelta a la senda del empleo. Vamos a crear cerca de 12 millones de puestos de trabajo en Estados Unidos y cerca de 460.000 empleos aquí en Ohio", afirmó Romney.

"Es el momento de que Estados Unidos viva una temporada victoriosa, y nosotros vamos a lograrlo", agregó.

El desempleo, en un nivel persistentemente alto de 8,3%, y la debilidad de la recuperación económica son considerados como los mayores obstáculos para las posibilidades de Obama de ser reelecto en las elecciones del 6 de noviembre.

Según una encuesta realiza por Rasmussen Reports, en una muestra de 1.500 personas, Romney se ha visto beneficiado de un ligero impulso tras la convención, con 47% de las preferencias a nivel nacional, frente a un 44% de Obama.

Al inicio de la cita republicana el candidato opositor contaba con una ventaja de 2 puntos porcentuales sobre el mandatario demócrata.

Sin embargo, los resultados a nivel nacional muestran un cuadro incompleto de cara a la elección, que se decide estado a estado.

Iowa, junto con Florida y Pensilvania, son considerados cruciales para ganar a los electores necesarios para quedarse con los comicios presidenciales.

ERP