Jerusalén. Mitt Romney dio ayer un estrepitoso paso dentro de un estancamiento diplomático al urgir a Estados Unidos e Israel a tomar todas y cada una de las medidas necesarias para liderar el esfuerzo por evitar que Irán desarrolle armas nucleares.

En un vigoroso discurso, Romney anunció que EU apoyaría los esfuerzos de Israel para defenderse.

Pero el aspirante presidencial republicano estuvo muy cerca de afirmar que apoyaría un ataque militar unilateral por parte de Israel contra Irán para evitar que Teherán obtenga capacidad nuclear.

No debemos engañarnos al pensar que el confinamiento es una opción. Debemos liderar el esfuerzo para prevenir que Irán construya y posea armas nucleares. Hay que emplear todas y cada una de las medidas necesarias para disuadir al régimen iraní de su rumbo nuclear y es nuestra ferviente esperanza de que las medidas diplomáticas y económicas lo logren.

En el análisis final, por supuesto, ninguna opción debe ser excluida. Reconocemos el derecho de Israel a defenderse y que es correcto que Estados Unidos esté con ustedes , manifestó Romney.

El domingo fue un día cuidadosamente coreografiado -personal de la campaña intercaló 64 banderas de EU e Israel que simbolizan los 64 años de la existencia de Israel- un movimiento diseñado para ayudar a Romney a ampliar su atractivo para los votantes estadounidenses judíos y otros partidarios de Israel, incluidos los cristianos evangélicos.

En su discurso, Romney declaró que Jerusalén sea la capital de Israel. EU no reconoce a Jerusalén como capital de Israel y mantiene su embajada en Tel Aviv.

El exgobernador de Massachusetts esbozó en sus declaraciones públicas de ayer una visión agresiva de su percepción del mundo, pero no ofreció ningún nuevo detalle sobre su política. Hay poca luz entre su enfoque sobre su política hacia Irán y las políticas que el presidente Obama ha perseguido en el cargo, aunque Romney utilizó una retórica más candente para describir la amenaza iraní.

A veces se dice que aquellos quienes son los más comprometidos en no permitir que el régimen iraní obtenga armas nucleares son imprudentes, provocativos e incitadores a la guerra. Pero ocurre lo contrario. Nosotros somos los verdaderos constructores de la paz , afirmó Romney.

CON AYUDA DE IRÁN

SIRIA AUMENTÓ SU ARSENAL DE ARMAS QUÍMICAS

Siria ha ampliado su arsenal de armas químicas en los últimos años con la ayuda de Irán y de organizaciones fachada, con las cuales compró equipo sofisticado, el que afirmaba era para programas civiles, de acuerdo con documentos y entrevistas.

Los documentos muestran que la Unión Europea aportó 14,6 millones de dólares en asistencia técnica y equipos, algunos destinados a fábricas de productos químicos, a través de un acuerdo con el Ministerio de la Industria de Siria. Diplomáticos y expertos han identificado a dicho Ministerio como un frente para el programa nacional de armas químicas.

Un cable del 2006 relata: Irán proporcionará el diseño de construcción y equipos para producir anualmente decenas de cientos de toneladas de precursores para la gas VX, gas sarín y gas mostaza , se lee en el cable, escrito por un diplomático estadounidense. (James Ball)