Los votantes expresaron una fuerte protesta contra el presidente Barack Obama en las primarias demócratas de Kentucky y Arkansas, de mayoría republicana, mientras que su rival Mitt Romney capturó fácilmente los dos estados, según resultados no oficiales.

Virginia Occidental también se manifestó en contra del mandatario este mes, dando a un preso en una cárcel de Texas casi el 43 por ciento de los votos en la primaria del Partido Demócrata.

El resultado en los tres estados -aunque Obama ganó- fue una aparente señal de insatisfacción de los votantes con su primer mandato. Pero es ampliamente simbólico ya que no enfrenta una oposición real de ningún rival demócrata en su ambición de obtener un nuevo período en noviembre.

Kentucky y Arkansas son contados como probables triunfos para el candidato presidencial republicano.

"Muchos conservadores aún participan en primarias demócratas en el sur y la mayoría de estos votantes no votaron por el presidente en el 2008 y no votarán por él en este otoño (boreal)", dijo Jay Barth, profesor de ciencia política del Hendrix College en Conway, Arkansas.

En Kentucky, el 42 por ciento de los votantes en la primaria eligió a un "no comprometido" en lugar de Obama y, en Arkansas, un desconocido abogado de Tennessee llamado John Wolfe ganó el 41,6 por ciento de los votos demócratas.

Arkansas es un estado que está preparado para un fuerte voto de protesta contra el presidente", dijo Barth. "Esta primaria simplemente les dio otra oportunidad de votar contra el presidente", agregó.

Otros aspirantes a la candidatura republicana dejaron de hacer campaña o suspendieron sus planes, dejando el camino allanado a Romney.

En la única banca para el Congreso abierta en Arkansas, tres demócratas y tres republicanos disputaron la nominación de su partido.

El representante de Arkansas Mike Ross, líder de la coalición de demócratas conservadores y moderados "Blue Dog", anunció el año pasado que no buscaría la reelección luego de seis mandatos.

El candidato republicano Tom Cotton, que fue oficial de infantería en Irak y Afganistán, ganó la nominación de su partido, según los resultados oficiales.

Del lado demócrata, el senador estatal Gene Jeffress y el abogado Q. Byrum Hurst enfrentarán una segunda ronda en junio debido a que ambos quedaron por debajo del 50 por ciento en los primeros conteos.

En una carrera seguida de cerca por el Congreso en Kentucky, el candidato apoyado por el Tea Party Thomas Massie ganó la nominación republicana por una banca libre sobre dos aspirantes más cercanos a la dirigencia del partido.

Massie fue apoyado por el senador Rand Paul de Kentucky, hijo del candidato presidencial Ron Paul, que tiene un fuerte respaldo del Tea Party.

RDS