São Paulo. La cámara de Diputados de Brasil aprobó una versión reducida del proyecto de ley sobre la tenencia y porte de armas propuesto por el presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro.

El texto aprobado, que ahora será analizado por el Senado, restringe esas reglas a cazadores, tiradores deportivos y coleccionistas.

La semana pasada ya fueron retiradas del proyecto original las reglas “menos rigurosas” propuestas para que los civiles puedan acceder a la tenencia y el porte de armas, informó la Cámara de Diputados.

Ahora, quedó fuera también el punto que proponía permitir el porte para algunas categorías profesionales, como agentes ambientales, agentes de tráfico o vigilantes.

El presidente de la cámara Rodrigo Maia informó que el gobierno envió otro proyecto de ley “con urgencia constitucional”—para ser votado en un plazo de 45 días— con varios puntos que quedaron fuera del texto votado el martes, entre ellos el que afecta a las categorías con derecho al porte.

La flexibilización de las reglas de tenencia y porte de armas ha sido bandera de Bolsonaro, quien defiende una política armamentista. Ya ha aprobado varios decretos. Uno de esos autorizaba el porte a categorías como camioneros, políticos, periodistas y residentes de áreas rurales.

Revés para Bolsonaro.