Bruselas.- Irán y potencias mundiales probablemente retomarán las negociaciones sobre las ambiciones nucleares de la república islámica en febrero, poco después de que entre en vigencia un acuerdo preliminar de seis meses que restringe la actividad atómica de Teherán, dijo el lunes una fuente diplomática.

El objetivo de la nueva ronda de conversaciones es encontrar una solución amplia a la disputa que ya lleva una década sobre el programa nuclear iraní y aliviar el riesgo de que la desconfianza profundice las tensiones o los conflictos en Oriente Medio.

La fuente diplomática dijo a Reuters que la primera reunión entre Irán y las seis potencias -Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania- incluiría al ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, y a la jefa de Política Exterior de la Unión Europea, Catherine Ashton.

"No será en enero debido al Año Nuevo Chino, pero es muy, muy probable que sea en febrero", indicó la fuente, que pidió no ser identificada.

Diplomáticos de alto rango de los siete países, liderados por la UE, mantendrán conversaciones antes del encuentro para preparar la agenda.

Irán argumenta que su programa de energía atómica apunta exclusivamente a la generación de electricidad y otros fines civiles, pese a que intentos previos de Teherán de ocultar actividad nuclear sensible a inspectores de la ONU ha generado especulaciones y temores por parte de Occidente.

mfh