San José. La jornada electoral en Costa Rica concluyó con la clausura de las urnas, pero altas expectativas se mantuvieron hasta el cierre de esta edición.

José María Villalta, Otto Guevara, Luis Guillermo Solís, Johnny Araya son los candidatos que aparecían con mayor apoyo en las encuestas previas a la elección.

Sin embargo, el escaso margen de diferencia hizo que el resultado fuera impredecible hasta la llegada de los primeros resultados.

En El Salvador, tras una jornada sin mayores incidentes, los observadores internacionales expresaron su confianza en el proceso electoral.

El fiscal general y encargado de vigilar el desarrollo del proceso electoral, Luis Martínez, afirmó que las votaciones están tranquilas y apenas reportó dos incidentes aislados con personas que llegaron a votar. En uno de los incidentes, una persona rompió la papeleta, molesta porque no podía votar por tener el vencido el documento de identidad y otro que lanzó patadas al lugar donde votaría.

Al cierre de esta edición, la contienda entre la izquierda y la derecha en El Salvador se mantuvo reñida.

La campaña polarizó a los votantes que elegirá un nuevo Ejecutivo entre dos viejos enemigos: la ex guerrilla del Frente Farabundo Martí para la liberación Nacional con Salvador Sánchez Cerén como candidato y la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) que postula al alcalde capitalino Norman Quijano.