Washington.- La petición del presidente de México, Felipe Calderón, para restablecer la prohibición a la venta de armas automáticas de asalto fue repudiada hoy por legisladores republicanos, aunque los demócratas estimaron el veto como necesario.

Algunos legisladores como el senador republicano John Cornyn dijeron que el problema de seguridad que enfrenta México no tiene que ver sólo con la presencia de armas, la mayoría de ellas fabricadas en Estados Unidos.

'Tengo mucho respeto por el presidente Calderón y su compromiso de combatir a los cárteles, pero no creo que los estadunidenses deban renunciar a cualquiera de sus libertades en respuesta a los problemas de otro país', precisó.

En su discurso ante el Congreso estadunidense, Calderón pidió a los legisladores considerar la restitución de la prohibición sobre estas armas, indicando que el suyo es 'un comercio letal que amenaza tanto a México como a su propia gente'.

Entrevistado al término del discurso del mandatario mexicano, Cornyn insistió que el problema de seguridad 'es mas complicado' y que Estados Unidos está haciendo su parte para detener el flujo de armas hacia México.

Por su parte, el demócrata Elliot Engel dijo estar a favor de la solicitud del mandatario mexicano, por ser algo que tiene 'sentido común'.

'Creo que no tiene sentido tener cualquier arma para actividades que no tienen que ver con la caza', dijo entrevistado en los pasillos del Congreso.

Contrario el argumento republicano, Engel dio que una prohibición de este tipo no truncaría el derecho de los estadunidenses a portar armas.

'No tiene que ver con el derecho constitucional de portar armas.

se es un argumento ridículo', dijo el presidente del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

Empero el republicano Jeff Sessions dijo que tal prohibición resulta innecesaria porque existe ya una sobre las armas automáticas, además de considerar que no existe el respaldo político para reinstaurar esta prohibición.

'No creo que podría pasar. La petición que más hacemos es contra el movimiento ilegal de armas a México. Eso lo apoyo, creo que ese es una petición legítima', dijo por separado.

Discurso exhibe división

El discurso del presidente mexicano Felipe Calderón ante el pleno del Congreso estadounidense este jueves despertó cierta controversia y demostró la fuerte división política reinante entre demócratas y republicanos.

Calderón fue recibido con fuertes aplausos por ambas formaciones en la sala de la Cámara de Representantes, donde tuvo lugar la sesión solemne.

Legisladores republicanos ven en la solicitud del presidente Calderón una violación a las libertades de los estadounidenses.

Hacía nueve años que un presidente mexicano no se dirigía al pleno del Congreso, y el liderazgo de Calderón a la hora de luchar contra el narcotráfico es reconocido de forma unánime por los legisladores.

Pero cuando Calderón pidió al Congreso que reinstaure la prohibición de venta de las armas de asalto, que caducó en 2004, los demócratas volvieron a aplaudir, pero los republicanos se mantuvieron en silencio.

"Hoy en día existen más de 7.000 armerías a lo largo de la frontera con México donde prácticamente cualquier persona puede comprar estas poderosas armas", dijo Calderón.

"No creo que eso vaya a ser aprobado. Pero sí que apoyaría más medidas contra el tráfico ilegal (de armas hacia la frontera)", declaró luego a la prensa un senador republicano Jeff Sessions, de Alabama (sur).

Calderón despertó aún más controversia cuando criticó, una vez más, lHay partes de la frontera que están totalmente bajo control, pero otras no. Lo que tiene que hacer el presidente (Obama) es ir a Arizona y resolver esto. Y me sigue decepcionando que no pidan las cosas en el orden correcto", criticó Sessions.

"Es inapropiado para un jefe de Estado discutir nuestra leyes, especialmente cuando el Estado de Arizona actuó en el mejor interés de sus ciudadanos", reaccionó por su parte el senador republicano Orrin Hatch (Utah).

Las palabras de Calderón fueron comentadas por los legisladores republicanos en medios de comunicación conservadores.

"Creo que es inapropiado que venga a criticar nuestras leyes. Nosotros no hacemos eso cuando vamos a México", declaró el representante republicano por Texas Michael McCall.

"Dentro del ambito de lo que un presidente extranjero puede decir en el Congreso de otro país creo que fue muy fuerte", reconoció Menendez.

Pero Calderón también dijo que "está creando una economía de oportunidades para los mexicanos, y eso también fue muy fuerte", saludó el senador.

"Sabio mensaje": Pelosi

Por su parte, la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, calificó hoy como 'espectacular' y 'sabio' el mensaje del presidente mexicano Felipe Calderón ante una sesión conjunta del Congreso estadunidense.

'Fue tan espectacular, tan sabio, con tanto orgullo de México y de todos los cambios que están ocurriendo allí y tan orgulloso de la gente', expresó Pelosi a Notimex al hablar en la colina del Capitolio de la alocución del mandatario mexicano.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi calificó de sabio el mensaje de Calderón en el Congreso de EU.

'Y con mucho orgullo de lo que dijo sobre la importancia de la amistad entre los Estados Unidos y México', remató la legisladora demócrata del estado de California.

Calderón, quien fue ovacionado en más de una veintena de ocasiones durante su mensaje, dijo a legisladores de Estados Unidos estar 'completamente en desacuerdo' con la ley SB 1070 de Arizona y reiteró su llamado sobre la importancia de lograr una reforma migratoria.

'Es tiempo ya de transformar los flujos migratorios irregulares en flujos legales, ordenados y seguros de trabajadores y visitantes', subrayó el presidente mexicano ante los aplausos de legisladores demócratas.

Interrogada sobre el impacto del mensaje presidencial en el tema de la reforma migratoria, Pelosi sugirió que ese no era el objetivo de la presentación de Calderón.

'El discurso fue más sobre nuestra relación en general y por supuesto mejorando esa discusión se mejoran todos los otros asuntos.

Fue muy constructivo y excelente', añadió.

El legislador demócrata de Nueva York, José Serrano, coincidió con Pelosi sobre el mensaje de Calderón. 'Estuvo fabuloso, porque fue directo pero diplomático a la vez. Tocó todos los puntos que debía tocar (...9 Fue diplomáticamente atrevido', indicó.

'Era imposible para el presidente de México venir aquí y no hablar de migración, de crimen y del uso de armas de fuego (...). Fue un discurso sincero porque dijo: nosotros aceptamos nuestra responsabilidad, pero ustedes también tienen que aceptar la suya', dijo.

Al final del discurso, Calderón comentó a los periodistas que se sentía 'muy bien' después de haber enviado el mensaje al Congreso de Estados Unidos.

apr