Ochenta y siete personas resultaron heridas cuando fuerzas antimotines desalojaron a los "indignados" que ocupaban la Plaza de Cataluña de Barcelona, informaron los servicios de urgencias.

"Un total de 87 personas han tenido que ser atendidas por el Servicio de Emergencias Médicas, de los cuales dos son policías, y diez han sido trasladadas al hospital, por ataques de ansiedad y policontusiones", informó un portavoz de la SEM.

A pesar de haber perdido la Plaza, los manifestantes la recuperaron una vez retirada la Policía cerca del mediodía.

Los policías utilizaron macanas y balas de caucho para desalojar a manifestantes que bloqueaban una de las entradas de la plaza que sería limpiada ante posibles festejos tras la final de la Liga de Campeones, que disputan el sábado Barcelona y Manchester United.

"Una vez que haya finalizado la limpieza, (los manifestantes) podrán volver pero sin las tiendas, los cuchillos y los objetos potencialmente peligrosos", dijo previamente un portavoz de la Policía.

Jóvenes españoles protagonizan desde mediados de mayo manifestaciones en varias ciudades de España para expresar su hartazgo ante un futuro sin perspectivas, en momentos en que el desempleo de menores de 25 años ronda el 45 por ciento en España.

DOCH