Jerusalén.- El Ejército de Siria, con el apoyo de helicópteros, se enfrentó hoy con opositores armados cerca de las barracas militares en la ciudad de Alepo, al tiempo que se desataron batallas en torno al aeropuerto de esa provincia homónima.

Los combates en Alepo, en el noroeste sirio, se produjeron en el marco de una nueva jornada de violencia que se cobró la vida de al menos un centenar de personas a través del país, según activistas de los Comités de Coordinación Local.

Los enfrentamientos estallaron esta madrugada cerca de las barracas militares de Hanano, en el distrito de Arkoub, en el noreste de Alepo, y rápidamente se extendieron a varios puntos de la ciudad, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH)

Señaló que otros combates se suscitaron en las inmediaciones del aeropuerto militar de Meng, la más reciente de las terminales aéreas del ejército sirio que han sido objetivo de los rebeldes, de acuerdo con reportes del canal árabe de noticias Al Arabiya.

Los opositores al régimen del presidente Bashar al-Assad buscan arrebatar al ejército sus aeropuertos para impedir que continúe utilizando aviones de combate y helicópteros artillados para llevar ataques contra ellos.

El OSDH reportó también una fuerte explosión -al parecer un coche bomba- en el noroeste de Damasco, donde enseguida se escuchó un intercambio de fuego, pero hasta el momento se carece de información sobre posibles víctimas.

En la central provincia de Homs, un civil murió en la ciudad de Rastán que, al igual que las localidades de Deir Az-zor y Daal, en la provincia de Deraa, estuvieron bajo fuego de artillería este viernes.

La violencia continuó este viernes a través de Siria, un día después de que decenas de personas murieron al estallar una estación de combustible, alcanzada por un ataque aéreo, en la norteña provincia de Riqqa.

mac