Texas.- Grumos de alquitrán aparecieron en algunas playas de Texas, la primera evidencia de que el derrame de crudo ha llegado a todas las entidades estadounidenses del Golfo de México, informaron el lunes las autoridades.

La cantidad de grumos de alquitrán en Texas es pequeña en comparación con lo que ha manchado otras playas más afectadas en Luisiana, Misisipí, Alabama y el sur de Florida tras la explosión el 20 de abril de una plataforma operada por British Petroleum.

Unos 18 litros (cinco galones) de los grumos de alquitrán aparecieron el sábado en la península de Bolívar, al noreste de Galveston, dijo el capitán Marcus Woodring, comandante de la Guardia Costera para el sector Houston-Galveston. Otros 7,5 litros (dos galones) llegaron el domingo a la península y la Isla de Galveston.

Woodring dijo que la consistencia de los grumos indica que es posible que hayan llegado a las aguas de Texas adheridos al casco de navíos que han trabajado en la zona del derrame, en vez de avanzar de forma natural en las corrientes, pero no hay manera de confirmar cómo llegaron hasta ahí.

Los grumos de mayor tamaño aparecieron el sábado y tenían el tamaño de pelotas de ping-pong, mientras que el tamaño de los hallados el domingo era similar al de monedas pequeñas.

Joe Jaworski, alcalde de Galveston, dijo que las bolas de petróleo son más bien una excepción y no una señal de lo que está por venir.

``Son buenas noticias'', dijo. `` El agua se ve bien y creemos, con algo de optimismo y cautela, que se trata de una anomalía''.

``Desde el primer día habíamos dicho que, si llegáramos a tener algún impacto por el derrame de la plataforma Deepwater Horizon, éste sería en forma de grumos de alquitrán'', dijo el comisionado de Terrenos de Texas, Jerry Patterson, en un comunicado de prensa.

``Esto muestra que nuestras predicciones son correctas. Cualquier costa de Texas que haya recibido el impacto del derrame de la Deepwater será limpiada rápidamente y BP cubrirá los gastos'', agregó.

La distancia entre el punto más occidental en Texas adonde ha llegado el crudo y el punto más al este en Florida es de unos 885 kilómetros (550 millas). El petróleo tocó tierra por primera vez el 29 de abril cerca de la boca del río Misisipí.

Manchas esporádicas

Por ahora el derrame sigue adentrándose en Luisiana. El lunes se vieron manchones de crudo en Rigolets, uno de dos canales que unen al lago Ponchartrain, al norte de Nueva Orleáns, con el Golfo de México.

``Hasta ahora sólo son cosas que llegan esporádicamente; en su mayoría grumos de alquitrán'', dijo el subsecretario de la Oficina de Pesca de Luisiana, Randy Pausina. ``Llegan con la corriente y se van''.

Pausina dijo que espera que el crudo supere todas las barreras y se mueva directamente hacia el lago, acercándose a Nueva Orleáns por la parte posterior de la ciudad.

Las noticias sobre el alcance del derrame llegan en un momento en que casi todas las operaciones de limpieza en el mar se han detenido debido a que éste está embravecido y con fuertes vientos, generados por un sistema tropical que permanece frente a la costa de Luisiana y que se intensificó el lunes por la tarde.

apr