Katmandú.- Presionado por los maoístas, el primer ministro nepalí anunció su dimisión, diciendo que con ella quiere poner fin a la crisis política que paraliza el país desde hace meses.

" He decidido dimitir de mi puesto de primer ministro para que el proceso de paz pueda concluirse, para que pueda elaborarse una nueva Constitución y se encuentre una salida al bloqueo político actual", declaró Madhav Kumar Nepal, en una alocución retransmitida en directo en la televisión.

Los parlamentarios nepalíes fueron electos en 2008 por dos años, para redactar una nueva Constitución antes del 28 de mayo y pasar página definitivamente a la guerra civil entre los maoístas y el Estado, que dejó 16,000 muertos entre 1996 y 2006.

Sin embargo, las conversaciones entre los tres principales partidos cayeron en saco roto, por los desacuerdos persistentes con los maoístas, y las rivalidades entre dirigentes.

La oposición maoísta, que ostenta el mayor número de escaños en el Parlamento y exige un nuevo reparto de poder, advirtió que sólo consentiría una prolongación de la legislatura si el primer ministro renunciaba.

En los círculos políticos se comentaba este miércoles que el presidente de la República pedirá a Madhav Kumar Nepal, de 57 años y antiguo líder del Partido Comunista de Nepal (UML), que siga como primer ministro interino y despache los asuntos corrientes a la espera de que se nombre a un sucesor.

El primer ministro saliente asumió sus funciones en mayo de 2009. Su gobierno fue considerado como débil desde el comienzo, y tuvo que librar una serie de pulsos con los maoístas.