Atenas.- El nuevo ministro griego de Finanzas, Vasilis Rapanos, renunció a asumir su cargo por razones de salud, indicaron los servicios del primer ministro, Antonis Samaras.

"El primer ministro aceptó la dimisión de Rapanos", indicó su oficina en un comunicado.

Rapanos, de 65 años, fue hospitalizado el viernes antes de poder jurar su cargo. Este lunes envió una carta al primer ministro, Antonis Samaras, en la que "le agradece el honor que le fue hecho de asumir esa cartera".

Mi reciente hospitalización ha demostrado que el problema de salud no ha sido superado, y tras hablar con mis médicos, decidí que mi estado de salud no me permite por el momento encargarme de esos deberes", explicó Rapanos en una carta publicada por los servicios de Samaras.

Rapanos, que desde diciembre de 2009 había presidido el primer banco privado del país, el Banco Nacional de Grecia, es un hombre experimentado en la gestión del país, cercano a los socialistas.

Tras las legislativas del 17 de junio, Rapanos fue designado la semana pasada como ministro de Finanzas del nuevo gobierno de coalición dirigido por el conservador Samaras. Sin embargo, el viernes fue hospitalizado aquejado de dolores en el estómago.

A causa de su hospitalización, se decidió que no asistiría a la cumbre europea del jueves y el viernes en Bruselas. Samaras, que el fin de semana fue sometido a una operación en un ojo y salió este lunes del hospital, tampoco asistirá a la cumbre.

Según su oficina, Samaras, de 61 años, deberá permanecer en su casa al menos una semana para recuperarse de la operación.

Grecia estará representada en Bruselas por el presidente Carolos Papulias, quien dirigirá un equipo gubernamental que incluye al ministro de Relaciones Exteriores, Dimitris Avramopulos, y al de Desarrollo, Kostas Hatzidakis.

apr