El vicepresidente de Egipto, Mahmud Meki, renunció este sábado a su cargo, durante la segunda jornada del referendo para un polémico proyecto de Constitución, de acuerdo con la televisión pública de Egipto.

"Desde hace tiempo me dí cuenta de que la naturaleza del trabajo político no corresponde a mi formación profesional como juez", indicó el exfuncionario en un comunicado.

Meki aseguró que presentó su renuncia desde el pasado 7 de noviembre, pero que en ese momento no le fue aceptada, por el "ambiente de preocupación" que imperaba en el país.

El exfuncionario se convirtió en vicepresidente de Egipto el pasado 12 de agosto, cuando fue nombrado por el presidente Mohamed Mursi.

El ahora ex vicepresidente egipcio es conocido por su lucha a favor de las reformas durante el mandato del depuesto expresidente Hosni Mubarak.

Entre otros actos, se opuso, junto con otros jueces, al fraude de las elecciones parlamentarias de 2005 que, según opositores, estuvieron manipuladas.

La renuncia de Meki ocurre durante la celebración de la segunda ronda del referendo sobre la Carta Magna propuesta por Mursi en 17 provincias de Egipto, en momentos en que la televisión pública desmintió la dimisión del gobernador del Banco Central Faruq El-Okadah.

El canal del gobierno de Egipto se limitó a indicar que la supuesta renuncia por problemas de salud del funcionario financiero es falsa, sin dar más detalles.

El pasado 15 de diciembre, el "sí" a la nueva Constitución triunfó en la primera ronda del referendo celebrado en 10 provincias, entre ellas El Cairo y Alejandría, según resultados extraoficiales, porque la Comisión Electoral dará los datos oficiales después de la segunda ronda.

mac