Londres. El ministro de Relaciones Exteriores británico, Boris Johnson, dijo que su gobierno responderá “contundentemente” si se confirma que hay algún Estado tras el envenenamiento del ex espía ruso Sergei Skripal en una ciudad inglesa.

“Puedo asegurar a la Cámara que si surgen pruebas de la responsabilidad de un Estado, el gobierno de Su Majestad responderá apropiada y contundentemente”, dijo Johnson en una comparecencia urgente en el Parlamento, en la que se confirmó que el hombre envenenado en Salisbury era Skripal.

“Aviso a los gobiernos de todo el mundo de que ningún intento de cobrarse una vida inocente en el Reino Unido quedará sin castigo ni sanción”, sentenció Johnson.

La policía británica buscaba en Salisbury la sustancia usada para envenenar al ex espía ruso Sergei Skripal y a su hija Yulia, que seguían graves y cuyo caso recuerda al asesinato de Andrei Litvinenko.

El exespía fue hallado el domingo prácticamente inconsciente junto a su hija de 33 años en un banco próximo a un centro comercial de esta ciudad del sur de Inglaterra en la que vivía.

Ambos “no tenían heridas visibles y fueron trasladados al Hospital del Distrito de Salisbury. Están siendo tratados por exposición a una sustancia desconocida”, dijo este martes la policía del condado de Wiltshire, precisando que uno de los miembros de los servicios de urgencias que les atendió está también hospitalizado en observación.

señala al mundial

Johnson dijo que la crisis podría afectar la participación británica en la Copa del Mundo de futbol en Rusia en junio y julio. Si se demuestra que hubo injerencia rusa, “será muy difícil imaginar que la representación del Reino Unido en ese evento seguirá adelante de manera normal”, afirmó.

El ministerio del Exterior aclaró que el comentario se refería a dignatarios y funcionarios, no a la Selección Inglesa, el único equipo del Reino Unido que clasificó para el torneo de futbol.

El Kremlin dijo que las autoridades británicas no han solicitado ayuda a Rusia en la investigación.